HomeRegistrate GratisMi CuentaSoporteConsultasAyuda/FAQsAcerca de

  





Soldadura plástica: Soldadura con malla de acero



En algunas ocaciones, es necesario reforzar el área a soldar de algunas piezas para evitar que se vuelvan a romper.

En especial aquellas que están sometidas a continuas vibraciones o que necesitan brindar mayor resistencia mecánica.

La técnica consiste en insertar una malla metálica de inoxidable mediante calor unos milimetros dentro de la pieza plástica con la ayuda de un rodillo metálico. Para luego cubrir el área mediante soldadura plástica con material de aporte.





Preparando la pieza a soldar:


Primeramente debemos asegurarnos que la pieza se encuentra completamente limpia, libre de grasa, polvo, humedad, etc.

Podemos limpiar usando un paño limpio y sí es necesario podremos usar algún solvente que no sea agresivo para la pieza plástica que vamos a limpiar.

Antes de aplicar el solvente sobre la pieza a soldar, realice un test en un trozo de aporte que corresponda al plástico de la pieza a soldar. De esta forma se evita que se produzca un daño sobre la pieza a soldar si el solvente no es el indicado para el trabajo.



Si la las piezas a soldar están deformadas, se deberán conformar antes de realizar la soldadura plástica.

Este proceso se podrá realizar aplicando calor con mucho cuidado sobre las piezas a soldar y se podrá utilizar martillos de plástico, goma, sujetadores, sargentos o planchas con peso según corresponda al formato de la pieza.

Este proceso deberá repetirse hasta que la zona afectada vuelva a su forma original.






Sí la pieza presenta rajaduras se deberá tratar las mismas para que no se continuen expandiendo por trabajo mecánico o vibraciones.

Utilizando taladro y una mecha de 3mm realizamos 2 perforaciones en los extremos de la rajadura, como se muestra en la imagen debajo.






Insertando la malla de acero:


Precalentamos el área donde insetaremos la malla de acero con mucho cuidado de no quemar la zona por exceso de temperatura.





Colocamos la malla sobre la zona a reforzar y matenemos la temperatura con la ayuda del soldador.

Utilizaremos un rodillo de metal para hacer presión sobre la malla de acero hasta lograr que la misma penetre dentro de la pieza plástica a soldar algunos milímitros.






Luego procedemos a rellenar la zona con soldadura plástica con el aporte plástico correspondiente al material plástico de la pieza.









Soldadura plástica con malla de acero
Soldadura plástica radiadores reparación
Soldadura plástica paragolpes reparación
Soldadura plástica óptica reparación